Soy la Lluvia de poesía en días de sequia ∞

Yo soy una soñadora<<33 pero no soy la única soñadora. Volar, es ser libre. Eso mismo se siente cuando escribes algo. Quizás no soy escritora profesional pero mí sueño es convertirme en una. Por eso les doy la bienvenida a todos esos soñadores, ami humilde blog, hay: Reflexion/Poesia/Fotografías//Escritos.

Le voy a robar un beso a esa boca que tú tienes;Para que así aprendas como es que un hombre quiere;más quiero librar de ti esa mujer que escondes,Y de eso estaré seguro, que no olvidaras mi nombre.Muchas veces te lo he dicho, lo que yo siento por ti,Sobre todo que te amo y tú no me das un si;Te me niegas, te me ocultas, pero es para que te ruegue,Pues eso ya pasará tan pronto tú te me entregues.Pueden pasar los días que yo lo tomo con calma,Y para eso tengo, bien preparada el alma;Porque he visto, que es que dudas, y no te doy la razón,Y este pensar tan mío, nace en mi corazón.Te lo advierto, no te asombres cuando me acerque a tu boca,Que no emitirás palabra y menos si te sonrojas;Mas lo prometido es deuda, y tengo una contigo,Te voy a robar un beso, cuando te encuentres conmigo.Tímida tú no eres, porque conoces la vida,Y una vida sin amor, es imposible vivirla;Pero ya lamentarás todo el tiempo que has perdido,Y vas a sentir pasión, dado el beso y concluido.
Muchos mañana :).
Buenas noches.
Pierdo la llave, el sombrero, la cabeza! La llave es la del almacén de Raúl, en Temuco. Estaba afuera, inmensa, perdida, indicando a los indios el almacén La Llave. Cuando me vine al Norte se la pedí a Raúl, se la arranqué, se la robé entre borrasca y ventolera. Me la llevé a caballo hacia Loncoche. Desde allí la llave, como una novia blanca, me acompañó en el tren nocturno. Me he dado cuenta de qué cuanto extravío en la casa se lo ha llevado el mar. El mar se cuela de noche por agujeros de cerraduras, por debajo y por encima de puertas y ventanas. Como de noche, en la oscuridad, el mar es amarillo, yo sospeché sin comprobar su secreta invasión. Encontraba en el paragüero, o en las dulces orejas de María Celeste gotas de mar metálico, átomos de su máscara de oro. Porque el mar es seco de noche. Guardó su dimensión, su poderío, su oleaje, pero se transformó en una gran copa de aire sonoro, en un volumen inasible que se despojó de sus aguas. Por eso entra en mi casa, a saber qué tengo y cuánto tengo. Entra de noche, antes del alba: todo queda en la casa quieto y salobre, los platos, los cuchillos, las cosas restregadas por su salvaje contacto no perdieron nada, pero se asustaron cuando el mar entró con todos sus ojos de gato amarillo&#8230;Así perdí la llave, el sombrero, la cabeza.Se los llevó el océano en su vaivén. Una nueva mañana los encuentro. Porque me los devuelve una ola mensajera que deposita cosas perdidas a mi puerta.Así, por arte de mar la mañana me ha devuelto la llave blanca de mi casa, mi sombrero, enarenado, mi cabeza de náufrago.Por qué se fueron tan pronto? Sus nombres no resbalarán de las vigas. Cada uno de ellos fue una victoria. Juntos fueron para mí toda la luz. Ahora, una pequeña antología de mis dolores.
Su cuerpo murió, pero siempre vivirá en las letras que nos dejo.
Mi gran amor a las letras inicio contigo , muchas gracias Gabriel García Márquez &#8230;